Por su elegancia y confort, con acabados en maderas nobles y tapicería de piel lo hacen un clásico sin igual, por ello ha sido utilizado en películas tales como James Bond, “El mañana nunca muere” de 1997.

También tuvo su apariciones en series de televisión como “Se ha escrito un crimen” dirigida por Peter S. Fischer,  así como en la serie “Ojos de gato” de Nigel Beaumont.


   Fue el vehículo principal de protocolo en la boda de la Princesa Diana de Gales y utilizado en Bodas Reales como la del enlace entre el Príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middelton, también en la boda de Guillermo de Luxemburgo y Stéphanie de Lannoy.
   Como dato significativo señalar que entonces tenía un coste de  26.998 £ libras, unos 32.398 € euros, cuando en España se vendían los míticos Seat 600, por 65.000 ptas, unos 390 €.

Producido entre 1968 y 1992, su comodidad, espacio y cinco asientos traseros, hacen de él que sea propio de  reyes, habiendo sido utilizado por la Reina Madre como vehículo oficial, por la Reina Isabel II en la actualidad como vehículo diplomático o por su Alteza Real la Princesa Margaret o Condesa de Snodow.

























Get Adobe Flash player